viernes, 8 de enero de 2016

Pechiazul 2015

Se acabó el 2015 y aún quedan por subir al blog varias entradas de ese año,pero es  hay tan poco tiempo...Estas vacaciones de Navidad se aprovecharon para organizar algo el archivo,así que a ver si se va subiendo alguna de esa entradas pasadas antes de que el 2016 avance demasiado.
Una de esas entradas que quedaban pendientes es la del pechiazul (Luscinia svecica), o como lo llaman ahora: ruiseñor pechiazul,un pequeño migrante insectívoro  que finales del verano emprende el viaje de regreso a sus cuarteles de invernada, situados en las sabanas africanas. No obstante, hay ejemplares que invernan en la Península, algunos individuos se refugian en humedales y desembocaduras de ríos en los litorales mediterráneo y atlántico, así como en riberas de la cuenca del Tajo y del Guadiana.
La mayoría de las fotos que vemos de ellos son en primavera,de los individuos que vienen a criar a la Cordillera Cantábrica o al Sistema Central,en alturas superiores a los 1500 metros. En ambientes alpinos  de matorrales (brezos o piornos).
Quizás las fotos más llamativas del pechiazul son las que vemos con el piorno florecido,donde el cromatismo de las flores amarillas se complementa perfectamente con su pecho azul.No obstante,el piorno sin flor también da mucho juego para buscar desenfoques o para que nuestra atención caiga únicamente sobre el azul y no nos distraigan los amarillos del piorno en flor.
En la cordillera Cantábrica el piorno florece muy tarde,a finales de junio,y ya son fechas tardías para verlo sobre cantando sobre el piorno marcando su territorio.En cambio, en el Sistema Central la floración es mucho antes y habrá que desplazarse hasta allí para ver ese pecho azul entre los amarillos del piorno y los rosas del brezo florecido mientras los machos van posándose en las flores más altas marcando su territorio.
Hace ya tres años ,se consiguieron en el sistema central, algunas fotos de esas con los piornos en flor,pero la luz fue dura y tampoco tenía el 500.En cambio este año, si se hicieron las fotos que más o menos tenía en mente,y con la ayuda de las primeras luces y el 500 salieron cosas chulas.
Con lo que más disfruté fue con el pechiazul entre las dos floraciones,la amarilla del piorno y la rosa del brezo.
Como siempre,las flores tienen los Exif y pinchando en ellas se ven a mayor tamaño.


















No obstante lo que más predomina es piorno y verlo en floración es un espectáculo,y si además aparece el pechiazul .....








Dando juego para hacer compos abiertas y mostrar al pechiazul en su entorno.










También gracias al 500 y a los multis se pudieron hacer primeros planos para ver los detalles de esta ave tan bella.









Pero las compos abiertas cada vez me gustan más e hice muchas.




Pasamos ahora a la Cordillera Cantábrica para ver lo que decía más arriba,que aunque  no esté  el piorno y el brezo florecido cuando el pechiazul marca sus territorios,las fotos que se pueden hacer también resultan atractivas; y no hay muchos colores que nos distraigan, para centrarnos así en esa preciosa mancha azul que le da nombre.

















 




Un saludo,
Mario Suárez

8 comentarios:

  1. Poesía en píxeles amigo. Que pasada de fotos!!!

    ResponderEliminar
  2. Estupendas fotos y una especie que es de mis favoritas. Un abrazo muy fuerte Mario y te deseo lo mejor para este 2016

    ResponderEliminar
  3. Muy chulas Mario . Un abrazote desde Mansilla

    ResponderEliminar
  4. Hola Mario, chulísimas las fotos de pechiazul, es un pajarillo al que le tengo ganas. Algún día caera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Mario, me gusta como muestras su entorno y sobre todo esos desenfoques tan bellos
    Gran trabajo, un saludo.

    ResponderEliminar